HEGOA

Web 2.0

Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional

Nazioarteko Lankidetza eta Garapenari Buruzko Ikasketa Institutua

Institute for International Cooperation and Development Studies

Antecedentes de la investigación sobre violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental

En el Sáhara Occidental, desde la ocupación por Marruecos del territorio en 1975 la situación se caracteriza por las sistemáticas violaciones de derechos humanos de la población saharaui, que es objeto además de segregación social y de marginación política. Actualmente, parte de la población saharaui vive en el territorio ocupado por Marruecos, mientras que otra parte lleva viviendo décadas en varios campamentos de refugiados en Tindouf (Argelia).

Se trata de un conflicto que puede catalogarse como “olvidado” o silenciado en un contexto de violencia complejo caracterizado por la represión civil y política, por la violación sistemática de los derechos humanos y el exilio de una parte de la población civil. El origen de esta iniciativa se sitúa en la detección por parte de organizaciones de derechos humanos saharauis de un vacío de información sobre las violaciones cometidas contra la población saharaui y la situación de ésta. Si bien es cierto que algunas víctimas presentaron sus casos a la Instancia Equidad y Reconciliación (IER) de Marruecos en los años 2007 y 2008, no existe una evaluación de las respuestas que se dieron a dichas denuncias.

Por otra parte, las organizaciones saharauis referían la existencia aún de varios centenares de personas desaparecidas de forma forzada, cuyos casos no han sido documentados ni investigados de forma conveniente. Al mismo tiempo, varios equipos de abogados/as independientes han realizado en los últimos años visitas al Sáhara Occidental para observar la situación de los derechos humanos y los juicios contra activistas saharauis. Estos equipos de observadores internacionales, entre los que se encuentra Carlos Martín Beristain, constatan también la existencia de un tejido organizativo que necesita apoyo, en el sentido del apoyo moral que supone la presencia física in situ para realizar un trabajo de acompañamiento. Finalmente, a esta identificación se une una actitud más abierta por parte de la población directamente afectada, que siente la necesidad de hablar y compartir su experiencia de sufrimiento y resistencia, necesidad que por sí sola convierte en absolutamente pertinente la propuesta de trabajo que plantea este proyecto.

Así Desde el año 2010, el Instituto Hegoa, con la colaboración de Euskal Fondoa, ha venido realizando un exhaustivo estudio sobre violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. Esta iniciativa se ha realizado bajo la dirección del propio Carlos Martín Beristain.